jueves, 23 de marzo de 2017

Budo

Qué es para mí?


Es el modo de plantearse a uno mismo como podemos reconocer y mejorar nuestras capacidades y habilidades en cada aspecto y momento de la dinámica de nuestra vida.

Qué nos aporta?


La práctica de Budo nos sitúa y ayuda a profundizar, con la globalidad de nuestro ser, en cuestiones vitales como «el yo», «el ser humano», «la Naturaleza», «el mundo que nos rodea», «la vida y la muerte», «sus interrelaciones», etc., y a captar sus cualidades esenciales.

Hoy día


Hoy día la palabra Budo y desde aproximadamente los años 20, se usa como término genérico para referirse a las enseñanzas de las artes marciales tradicionales como: Kendo, Judo, Aikido, y Karate-Do.

Su enseñanza


Debe ir acompañada del conjunto de la tradición, las normas éticas y morales que hagan segura su práctica y aplicación, en definitiva, un código de conducta, Bushido.

Como forma de vida


La práctica del Budo, o de las artes marciales tradicionales requiere del practicante: un alto grado de conciencia interna y externa basada en:
■el conocimiento del propio cuerpo y el manejo de la respiración,
■la comprensión de las emociones en diferentes situaciones,
■la estabilidad del pensamiento, y la sincronización con el movimiento exterior (tanto de objetos como de las personas y seres vivos),
■la empatía con los demás,
■la introspección continua. Por medio de la meditación, la auto-reflexión y la práctica ética de las artes marciales.
David Vallejo

lunes, 20 de marzo de 2017

Krav Magá civil actualmente


El Krav Magá se enseña a unidades militares y civiles, como un sistema de lucha y de autoprotección personal.

Tiempo atrás, el Krav Maga fue una disciplina letal. Diseñado para ser letal y matar a alguien usando las técnicas más eficientes (una reputación que impulsó la popularidad del KRAV MAGA).

El quid de la cuestión es el siguiente: ¡Hoy día no hay necesidad de emplear entre civiles un sistema tan letal de artes marciales!

Las personas no viven en los pueblos que están siendo atacados por los piratas, vikingos o bárbaros. No hay una amenaza de invasión y la sociedad no dependerá de sus habilidades para la supervivencia. Krav Maga como se enseña hoy día en la mayoría de centros de formación, no es una forma de combate tan letal y ni tan eficaz como en sus orígenes.

El krav magá de hoy no está destinado a ser tan letal. Y confundiendo la autodefensa civil con las acciones llevadas a cabo en tiempos de guerra, podría llevarnos a cometer delitos por infringir la legislación y/o en el peor de los casos, llegar a morir.

Hoy día el Krav Maga inculca a sus practicantes una buena disposición para luchar en situaciones de autoprotección. Aporta las herramientas para sobrevivir y actúa con claridad ante situaciones de violencia, como las que se pueden derivar en una pelea callejera. Posiciona al practicante de Krav Maga en una situación de ventaja respecto a los no practicantes, en estado “operativo” ante situaciones de riesgo y peligro inminente.

Sólo porque algo se le enseña a una unidad militar no significa que sea un sistema letal eficiente. De hecho, la disciplina en la que se ha convertido hoy día el Krav Maga, está especialmente ajustada a no ser letal, pero sí lo suficientemente eficaz como para salir airoso en situaciones hostiles, sin provocar graves lesiones al aplicar sus técnicas. El objetivo prioritario para los instructores actualmente es no enseñar a alguien cómo matar con sus propias manos y luego dejarlos sueltos en la sociedad.

¿Se puede aprender los aspectos letales del Krav Maga? Si y depende con quién se adiestra y dónde lo hace. Si se busca lo encuentra, aunque el camino para llegar sea largo y duro. Y lo más importante: no se enseña a cada recluta nuevo que pasa a través de la puerta y paga un derecho de entrada, la contundencia eficaz-letal y hasta dónde puede llegar el Krav Maga. Lo que se está enseñando a civiles como Krav Maga, está diseñado para defenderse sin lesiones y sin provocarlas, algo nada fácil pero legal. Y por supuesto más importante aún, el Krav Maga civil nos enseña algo tan necesario hoy día en la sociedad actual, como es tener auto-confianza y voluntad para practicar KRAV MAGA.

David Vallejo

jueves, 16 de marzo de 2017

Las artes marciales ayudan a modificar la conducta personal y la autodisciplina



Las artes marciales ayudan a las personas a modificar la conducta personal y autodisciplina para mejor. Los beneficios de la práctica se hacen visibles después de un período medio de tiempo y se terminan por convertir en permanente.

Las artes marciales mejorarán la propia resistencia, fuerza y flexibilidad a nivel global. Al inicio de una sesión, es aconsejable pasar por un corto período de calentamiento haciendo una serie de ejercicios de estiramiento y calentamiento. En esta práctica también está implicado en el aumento del nivel general de vitalidad.

Las artes marciales también tienen una influencia beneficiosa sobre la salud mental. Los resultados de los estudios universitarios realizados, han demostrado que los niveles son más altos de autocontrol, el desarrollo emocional y juicios más precisos, realizados bajo la presión de cualquier tipo, incluyendo la dependencia en general, la independencia y la imaginación. Estas características se derivan de la resolución continua de tareas complicadas.

No basta simplemente con hacer ejercicio para lograr resultados, como se debe trabajar en la mejora de los atributos espirituales, siempre supera los puntos débiles de una persona. Ese esfuerzo es muy conocido por ser “el camino” ( “do” en japonés), recorrido en la forma ética correcta del Bushido (el camino del guerrero), y representaba un conjunto de valores justos incrustado en un estilo de vida, tales como el respeto a los ancianos y el cuidado de los aspectos más fuertes de la propia personalidad. Esto puede parecer antiguo para una persona moderna, pero esto es de la mayor importancia para los practicantes de las artes marciales, ya que les ayuda a obtener la moralidad.

Las artes marciales mejoran sus posibilidades de defensa y ataque. Entrenarse hace que una persona sienta el “subidón de la adrenalina” como resultado de la exposición del luchador con experiencia. El hecho más importante de las artes marciales es darse cuenta de que ellos no están diseñados sólo para hacer daño y herir a alguien que le está atacando, pero el objetivo principal es el desarrollo de una persona en todos los aspectos, físicos y mentales.

Las artes marciales también se recomiendan cada vez más para los niños, ya que les ayuda a formar su personalidad de la manera correcta, los introvertidos van a aprender cómo abrirse y abiertamente los niños agresivos aprenden a controlar su ira. Un niño también aprende acerca de la trivialidad de empezar una pelea en la escuela o en el patio sin razón y el uso innecesario de la violencia. La formación permanente también tiene efectos beneficiosos sobre sus cuerpos jóvenes y las habilidades de autodefensa son siempre más que bienvenidas, en el duro mundo de la infancia y muchos enfrentamientos que pudieran ocurrir durante su crecimiento.

fuente: www.elblogdelasalud.info

David Vallejo

miércoles, 15 de marzo de 2017

TU PUEDES SER UN ADICTO AL AIKIDO SI...... (de Rigel Keffer traducción de Ida Himhof)


1) Piensas y/o dices siempre las siguientes palabras: "¡Auch! ¡Siii! ¡Eso duele! ¡MUY BUENO!"... Especialmente si esto fue seguido por: "¡Hazlo otra vez!"

2) Puedes ver las varias contusiones en tus manos, muñecas y antebrazos, el nombre de quien causó cada una de ellas, y cuál es la técnica que estaban haciendo... ¡Y sonríes con cariño mientras piensas en cada una de estas personas a pesar de haber sido golpeado!

3) Tu quiropráctico inicia cada sesión con un profundo suspiro y dice: "Todavía estás haciendo esas cosas del Aikido, ¿verdad?"

4) Consideras al "ukemi" una buena manera de aflojar la suciedad en tus pulmones mientras que sólo consigues más bronquitis.

5) NO quieres sentarte un minuto, NO quieres perder un segundo de clase, y sólo pronuncias las palabras: "¡Estoy bien! ¡Me dolerá cuando llegue a casa!"

6) Tu "dogi" fue lavado 3 veces más a menudo que cualquier otro artículo de ropa en tu armario.

7) Alguien pregunta por qué estás cojeando/no usas un brazo/das un silbido de dolor al agacharte, y tu historia comienza así: "¡Oh, fue realmente genial! En la clase de ayer finalmente pude hacer... (etc.)"

8) Tus amigos ni siquiera se molestan más moviendo sus ojos o llevándose las manos a la cabeza por lo anterior. Ya sobreentienden que eres adicto al Aikido, sin esperanza de retorno.

9) Después de una buena clase de Aikido estás de muy buen humor por uno o dos días, no importa qué ocurra. Tras una mala clase, estás enojado contigo mismo y totalmente disgustado con tu propia ineptitud, y te ves mentalmente pateándote a ti mismo por haber sido un inútil y completo idiota en el "tatami", y estás de mal humor por un par de días más o menos, no importa qué ocurra.

10) Tus rodillas siempre parecen moradas ciruelas huesudas.

11) Pasas el tiempo entre clases preocupándote y rezando por cada uno tus compañeros que se lastimó/enfermó durante la clase anterior. Te duele ver a otro aikidoka en la necesidad de bajarse del "tatami".

12) Piensas en tu próxima semana de esta forma: "Martes, clase de aikido; Jueves y Viernes, clase de aikido; un día sin clase de aikido; otro día más sin clase de aikido; Sábado y Domingo, para recuperarme de las clases de Aikido; Lunes necesito AIKIDO"...

David Vallejo

martes, 14 de marzo de 2017

La curiosa forma de los samuráis para dar de cuerpo



Imagen: Ted Slampyak / The Art of Manliness

Ir al baño en tiempos de guerra es un tema serio. Después de que Uesugi Kenshin, uno de los guerreros más poderosos de Japón, fuera asesinado mientras hacía sus necesidades, los samuráis desarrollaron una técnica para evacuar de forma rápida y eficiente. Y la transmitieron entre generaciones.

El escritor y artista marcial Dave Lowry lo explica en su libro Autumn Lightning, una crónica sobre el espadero japonés de su barrio que acabó convirtiéndose en su maestro. Cuando los samuráis iban al retrete, no dejaban los pantalones bajados sino que desnudaban completamente la pierna derecha. Así tendrían movilidad si un extraño entrase en el baño.

Pero hay más: con una pierna libre, los samuráis aprendieron a adquirir una postura muy concreta para relajar sus intestinos y defecar más rápido. Lo cuenta Will Black en The Art of Manliness:

El samurái se sentaba recto en el retrete, cruzaba su pierna de manera que el tobillo derecho descansara sobre la rodilla izquierda (su pie izquierdo permanecía en el suelo), colocaba una mano en cada rodilla y enderezaba la espalda. Supuestamente, esto alineaba los intestinos para no tener que hacer presión. Podrías pensar que es una tontería, pero funciona. Si alguna vez has sentido un problema de fontanería ahí abajo, presta atención. Tómate tu tiempo, ten un poco de paciencia, y obtendrás una versión laxante del yoga gracias a una técnica que ha sido transmitida por los samuráis desde la antigüedad.

Adam Dachis de Lifehacker hizo la prueba y asegura que funciona. “No es particularmente cómodo, ya que los baños no han sido diseñados para sentarse de esta manera, pero puedes acomodarte antes de empezar a evacuar. Cuando empiezas, notas que tu pierna cruzada actúa como un dispensador de yogur helado, como si te ayudara a empujar la caca sin necesidad de ejercer ninguna tensión muscular”.

La técnica no te ayudará a superar el estreñimiento —a menos que la acompañes de una dieta rica en fibra y líquidos—, pero sí a pasar menos tiempo en el baño esas veces que tu teléfono se queda sin batería.

fuente: Autumn Lightning vía The Art of Manliness

David Vallejo

viernes, 10 de marzo de 2017

Chuck Norris celebra su 77 cumpleaños

Los días en que Chuck Norris fue un gran campeón de Karate




Chuck Norris celebra este viernes 10 de marzo de 2017 su 77 cumpleaños y las redes sociales han querido felicitarle en su día. Son muchas las historias que se han contado sobre su carrera cinematográfica, por lo que su periplo en el mundo de las artes marciales ha pasado un poco más desapercibido. Pese a ello, lo cierto es que Norris fue un gran campeón de karate allá por las décadas de 1960 y 70.

Norris saltó a la fama mundial en 1969 cuando se estrenó la película 'La mansión de los 7 placeres'. Sin embargo, para entonces ya era muy conocido en el circuito de las artes marciales. Su primer acercamiento a este estilo de lucha tuvo lugar durante su servicio militar, en Korea. Fue entonces cuando se hizo con el cinturón negro en Taekwondo y Tang Soo do. Fue a la vuelta de Korea cuando decidió abrir varios gimnasios de artes marciales y empezó a meterse de lleno en el mundo de la competición. Su debut tuvo en el mundo del karate tuvo lugar en Salt Lake City, en el año 1964, competición en la que también ganó sus dos primeros combates.

Aquel mismo año de 1964 compitió en los Internacionales de Long Beach y se impuso en el All Stars Tournament, en el que venció a Ron Marchini. Por aquel entonces ya popularizó su 'golpe estrella': el giro con patada.

El gran momento de su carrera

En 1968 venció en el Campeonato profesional Mundial de peso medio de karate, competición en la que revalidaría el título durante seis años consecutivos, hasta su retirada en el año 1974.

En 1999 fue introducido en el Hall of Fame del museo de las artes marciales. Algunas fuentes dan por buenos los siguientes datos como récord de su carrera en el karate: 188 combates, 170 victorias, 10 derrotas y dos empates.

Sin embargo, su propia página web es menos concisa al decir: "... Chuck fue un gran campeón de artes marciales, habiéndose impuesto en muchas competiciones y habiendo sido un gran campeón internacional de karate durante su carrera".

David Vallejo

jueves, 9 de marzo de 2017

¿Qué arte marcial escoger?


Las artes marciales pueden ser practicadas por personas de diferentes edades, desde la infancia hasta gente que supera los 70 años


Hay tantos estilos y disciplinas de donde escoger, que el primer dilema se presenta justo antes de empezar.


Como en cualquier otra actividad a la que se le dedica tiempo y dedicación, en las artes marciales también es necesario conocer cuál es el estilo ideal para satisfacer los objetivos que se pretenden alcanzar, así como encontrar el que mejor se adapta a las características físicas de cada persona.

Ningún arte marcial es mejor que otro, sólo son diferentes, y escoger la ideal es crucial para disfrutar su práctica y ser consistentes para progresar con el tiempo.

¿Cuáles son los beneficios de practicar artes marciales?


Hay muchas variables que pueden entrar en juego, pero hay una serie de factores generales que ayudan determinar en cuáles estilos una persona podría dar sus primeros pasos.

Contacto


Te gusta o no te gusta. Si bien casi la totalidad de las artes marciales requieren de un tipo de contacto, hay mucha variedad en cuanto a la forma y la frecuencia del mismo.

El jiu jitsu se ha popularizado en los últimos años, hasta el punto que en algunos países supera a la práctica del judo.

Están las que son de contacto de golpe, como el taekwondo o karate, o las que son de agarre, como el judo o el jiu jitsu. Mientras las primeras buscan impactar en el oponente desde la distancia, el objetivo de las segundas es absorber el impulso del contrincante para utilizarlo en beneficio propio a través de un forcejeo.

Decidir si se quiere hacer contacto con las manos o sólo con los pies también ayudará a filtrar algunos estilos, así como si se desea estar de pie, medio agachado o en el suelo.
Las artes marciales mixtas son las favoritas para las competiciones de peleas extremas.

También están las que mezclan elementos de ambos como las artes marciales mixtas (MMA), que como especifica su nombre logra combinar dos o más estilos.

Las MMA son las más utilizadas en competiciones de peleas extremas como el Ultimate Figthing Championship (UFC).

Hay otros tipos de artes marciales que se pueden practicar sin necesidad de que haya contacto, como la capoeira y el taichi.

Resistencia


El desgate físico variará dependiendo de la intensidad con la que se practican los movimientos o se lucha sobre un tatami o cuadrilátero.

Sin embargo, hay unas artes marciales en las que se necesita tener un fondo físico mayor, como el kickboxing o el muay thai, que contribuyen a aumentar la resistencia cardiovascular.

El tipo de exigencia física es diferente dependiendo el tipo de arte marcial que se practica.

Hay otras que promueven más el ritmo por sobre la intensidad, como la capoeira, o aquellas con un fondo más tradicional como el kung fu.

El judo y el jiu jitsu no se perciben como muy exigentes, pero la aplicación de llaves y el forcejeo en el suelo requieren de un fondo físico considerable para mantener la intensidad durante el combate.

Los luchadores suelen engancharse en combates cortos pero muy intensos, en los que se debe enfocar toda su energía en un lapso de tiempo corto.

Agilidad


Es probable que no todas las personas tengan la capacidad de realizar acrobacias para dominar las técnicas del wushu o lanzar patadas a más de dos metros de altura como en el taekwondo, pero la elasticidad y la agilidad son cualidades que se pueden ir desarrollando con la práctica.


La capoeira fue declarada como patrimonio cultural inmaterial por la Unesco.

La flexibilidad también suele ser importante para aguantar las posiciones de las rutinas durante las sesiones de entrenamiento, o para liberarse de las técnicas de inmovilización durante los combates.

El balance y la necesidad de mantener bajo control el centro de gravedad del cuerpo también es esencial para aplicar las técnicas de ataque y defensa de forma rápida y efectiva, elementos que pueden resultar cruciales en estilos de combate cara a cara como el kung fu, el kickboxing o el muay Thai.

Ataque o defensa


Muchas personas suelen pensar que las artes marciales promueven la violencia, pero lo cierto es que la mayoría surgieron como técnicas de defensa personal y hay algunas, como el aikido que no se aplica a menos que la persona sea atacada.

El taichi es un tipo de arte marcial que no requiere el contacto para su práctica.

Sin embargo, hay estilos que suelen estimular el lanzamiento de golpes y patadas para atacar o contraatacar como el taekwondo y el muay thai.

Otros, como el karate, también enseña a controlar su energía y convertirla en motivación.

Por último están los estilos en los que predomina la ejecución de las técnicas por sobre el contacto, como la capoeira o el taichi, y que resaltan en sus rutinas elementos de coordinación de movimientos y meditación.

Esperamos que les haya servido de orientación para adentrarse en la práctica de un arte marcial.

David Vallejo

martes, 7 de marzo de 2017

El Karate Kyokushinkai de Sevilla sigue cosechando éxitos, Andreas y Catalin se suben a lo más alto del podium

Catalin Berbescu (Budokan Sevilla) Campeón de Kata y Kumite
Andreas Berbescu (Budokan Sevilla) Campeón de Kumite
Andreas y Catalin Berbescu alumnos de Budokan Sevilla, han vuelto a subirse al podium, en esta ocasión en el Campeonato Nacional Karate Kyokushinkai celebrado en Bocairent (Valencia), el pasado domingo, 5 de marzo.
Andrés en categoría juvenil 16-17 años, 65kg a 70kg, obtuvo un tercer puesto en la modalidad de katas y un primer puesto en kumite. En cuanto a su hermano Catalin, en la categoría cadete 14-15 años, 65kg a 70kg, se proclamó Campeón en las dos modalidades, katas y kumite.                      

RESULTADOS OFICIALES CAMPEONATO IFKS BOCAIRENT


RESULTADOS KUMITE


ALEVIN FEMENINO 8-9 AÑOS
1ª NURIA QUIÑONES
2ª LUCIA EXPOSITO
3ª VALERIA MUÑOZ
3ª AMAYA AMEZCUA

BENJAMÍN FEMENINO 10-11 AÑOS
1ª ANNA SANZ
2ª SIBYLLE HAYES
3ª AMANDA JIMENEZ

INFANTIL FEMENINO 12-13 AÑOS
1ª CARMEN HERNANDEZ
2ª ARIADNA MONSERRAT
3ª RUTH PAREJO
3ª LUCIA PACHON

CADETE FEMENINO 14-15 AÑOS
1ª GUADALUPE NAVARRETE
2ª DIANA HERNANDEZ
3ª ELISA HERREROS

JUVENIL FEMENINO A6-A17 AÑOS MAS DE 55 KG
1ª NURIA RAGA
2ª PILAR ALONSO

ALEVIN MASCULINO 8-9 AÑOS
1º JOSE HERNANDEZ
2º HECTOR GOMEZ
3º ERIC MURILLO
3º KIRYL SAPRONOV

BENJAMÍN MASCULINO 10-11 AÑOS
1º ALEXIS CHECA
2º IVAN QUINTERO
3º JESUS JIMENEZ
3º ALVARO MOYA

INFANTIL MASCULINO 12-13 AÑOS
1º JAUME BRIVA
2º RAUL ARIZA
3º ADRIAN MARISCAL
3º SEBASTIAN CASCO

CADETE MASCULINO 14-15 AÑOS HASTA 65 KG
1º JOAN CARLES RUFO
2º ALBERTO PACHON
3º AYYAN GINER
3º DAVID SATORRE

CADETE MASCULINO 14-15 AÑOS DE 65 A 70 KG
1º CATALIN BERBESCU
2º ADRIAN EXPOSITO
3º ALEJANDRO LOPEZ

CADETE MASCULINO 14-15 AÑOS MÁS DE 70 KG
1º AARON PENADES
2º RAFAEL ASENSIO

JUVENIL MASCULINO 16-17 AÑOS HASTA 65 KG
1º HUGO CRUZ
2º JOSE CARVAJAL
3º AARON PICAZO
3º OMAR PULIDO

JUVENIL MASCULINO 16-17 AÑOS HASTA 65 A 70 KG
1º ANDREAS BERBESCU
2º GAIZKA BLASCO
3º ISRAEL ROMERO

JUVENIL MASCULINO 16-17 AÑOS  MAS DE 70 KG
1º VICTOR SALAS
2º RUBEN MACIA
3º AITOR RODRIGUEZ
3º SAMUEL RUIZ

RESULTADOS KATA


ALEVÍN MIXTO HASTA 9 AÑOS
1º LUCÍA EXPÓSITO
2º KIRILL SAPRONOV
3º VALERIA MUÑOZ

BENJAMÍN MIXTO 10-11 AÑOS
1º DAVID PRIEGO
2º OBREGON CORBI
3º RAFAEL HERNÁNDEZ

INFANTIL MIXTO 12-13 AÑOS HASTA 3ºKYU
1º ÁLVARO EXPÓSITO
2º ALEX CLIMENT
3º ARIADNA MONTSERRAT

INFANTIL MIXTO 12-13 AÑOS MARRONES Y NEGROS
1º LUCIA PACHON
2º ANDREA PATIÑO
3º RUTH PARAJO

CADETE MIXTO 14-15 AÑOS HASTA 3ºKYU
1º CATALIN BERBESCU
2º DAVID CARRASCO
3º ANA ISABEL APARICI

CADETE MIXTO 14-15 AÑOS MARRONES Y NEGROS
1º GUADALUPE NAVARRETE
2º ADOLFO PACHON
3º MARIO AMORÓS

JUVENIL MIXTO 16-17 AÑOS HASTA 3ºKYU
1º OMAR PULIDO
2º ALEJANDRO ORTEGA
3º AITOR RODRÍGUEZ

JUVENIL MIXTO 16-17 AÑOS MARRONES Y NEGROS
1º HUGO CRUZ
2º JOSÉ ANDRÉS CARVAJAL
3º ANDREAS BERBESCU

David Vallejo

viernes, 3 de marzo de 2017

Sabios consejos


  • No critiques demasiado si la persona no responde bien a las quejas. Evita añadir negatividad a la conversación y trata de hablar positivamente de las personas que te rodean en cada ocasión que tengas. Interesa a los demás con las cosas que les puedan ser útiles a ellos, no a ti.
  • Muéstrate genuinamente interesado en los demás, sonríeles (¡y acuérdate de sus nombres!). Escúchales mientras hablan y descubre qué les interesa, verbaliza lo importantes que son para ti.
  • Admite tus errores. Si tienes que señalar los ajenos, relaja el momento apuntando también cosas positivas. Y si alguien señala los tuyos, pídeles su cooperación: ¿qué puedo hacer para ser mejor? 
  • A nadie le gusta que le den órdenes: haz preguntas, comentarios, hasta que la persona entienda por sí sola qué tiene que hacer y crea que lo ha descubierto por sí sola, y valore la idea que cree haber tenido. Haz que los demás se esfuercen por ser como tú quieres que sean, que les alegre hacer cosas por ti.
Dale Carnegie
David Vallejo

miércoles, 1 de marzo de 2017

Aikido en el día a día de nuestra vida



¿Cuál es la influencia del aikido en la vida diaria o por qué practicar aikido en la actualidad?

Con la gran explosión demográfica del mundo en general, los que antes eran pequeños desacuerdos o discusiones entre los seres humanos o entre los diferentes países, en la actualidad se vuelven cada vez más peligrosos para toda la humanidad, cuando pueden ser apoyados por los grandes avances tecnológicos, desde una simple arma de fuego, hasta las computadoras, o las increíblemente destructivas armas nucleares y químicas. Esto, sin dejar de mencionar el gran sentido desarrollado por el hombre moderno, de creer que el éxito en la vida esta muy relacionado con el enriquecimiento económico o con el poder y se hace todo por conseguirlos, sin importar muchas veces el daño a nuestros semejantes, al planeta o a los diferentes seres de la naturaleza.

En resumen, el ser humano es actualmente un ser que si no aprende a vivir en armonía con sus semejantes, respetando también a la naturaleza y rigiéndose bajo las leyes universales, es capaz, de al tratar de beneficiarse, conseguir sin darse cuenta lo contrario y causar incluso su propio exterminio.

El aikido crea en cada uno de los lugares donde se practica, un microcosmos, donde además de trabajar con nuestro cuerpo y mente, y ayudarnos a mantener nuestro organismo en buenas condiciones, se adquiere, a través de la aplicación y recepción de sus diferentes técnicas, una gran sensibilidad hacia cualquier situación que amenace la armonía a nuestro alrededor. Al igual que en el Dojo, el practicante llega a captar fácilmente estas situaciones en la vida cotidiana y aplica lo aprendido por las enseñanzas del aikido.

En cuanto surge cualquier conflicto o incluso antes de que éste nazca, no se enfrenta o discute con los demás y mucho menos llega al pleito, si no que es capaz de encontrar un camino más adecuado y dejando que fluyan las diferentes energías personales, las puede guiar, para conservar la armonía y resolver los desacuerdos sin desembocar en situaciones violentas.

Todo lo anterior hace que nuestras capacidades positivas encuentren un gran impulso y controlemos realmente nuestra existencia, conduciéndola a través de una vida más plena llena de paz y bienestar.

Cinco maneras en las que el Aikido nutre y desarrolla la vida humana

Hay tantas demandas en nuestra vida cotidiana en estos días, muchas actividades, obligaciones y distracciones.
  • ¿Por qué entonces debemos pasar nuestro tiempo aprendiendo y entrenando Aikido?
  • ¿Qué podemos esperar ganar que valga la pena para comprometernos en nuestra formación?
Para algunas personas, especialmente aquellas que son nuevas en el Aikido, la respuesta puede ser simple: ganar habilidad en defensa propia, hacer ejercicio, desarrollar fuerza y flexibilidad, socializar.
Pero el Aikido puede ser mucho más si se practica como lo pretendía su fundador O'Sensei Ueshiba. 
Cuando desarrolló el Aikido, O'Sensei no estaba simplemente tratando de crear un nuevo sistema de técnicas que representaran su evolución como artista marcial con su propia mezcla personal de espada, ju-jitsu y prácticas ascéticas y esotéricas.

Más bien construyó un camino para que cada uno de nosotros se hiciera fuerte pero compasivo, se motivara por el beneficio mutuo de no ganar y ser una fuente de armonía en el mundo, en lugar de discordia y separación. Aunque muchas personas quisieran llegar a este estado de ser, la mayoría no tienen ni idea de por dónde empezar. El Aikido es una puerta de entrada a esa transformación personal porque toca todos los aspectos de quiénes somos y cómo nos relacionamos con los demás.

El Aikido nutre a cada persona en cinco áreas:


1) entender el Ki, la energía vital (ki-iku)

2) aumentar nuestro conocimiento y sabiduría a través del estudio y la experiencia (chi-iku)

3) fortalecer y purificar nuestros cuerpos (tai-iku)

4) aumentar nuestra comprensión del comportamiento ético (toku-iku)

5) desarrollar nuestra sensibilidad social (jo-shiki) 

La práctica del Aikido nos ayuda en todas estas áreas si practicáramos sinceramente, con la intención aprender y de ayudar a otros.

Además cultiva cualidades fundamentales para el ser humano como la auto-confianza, el coraje y la cortesía.

Si bien es obvio cómo el Aikido contribuye a la comprensión de ki y al fortalecimiento de nuestros cuerpos, puede no ser tan claro cómo ayuda con la sabiduría, la ética o las habilidades sociales.

La razón por la que el Aikido puede proporcionar acceso a estos atributos es que todas las técnicas de Aikido se practican en relación con otra persona y las lecciones son experimentadas holísticamente por el cuerpo y la mente.

Al practicar Aikido, por ejemplo, uno experimenta la diferencia entre moverse armoniosamente con su compañero o verse obligado a moverse contra la propia voluntad. Y cuando cambia quién comienza la técnica, se puede aprender a sentir la diferencia entre crear la armonía con su compañero de práctica u obligarlo a que siga el propio plan o intención.

La respuesta emocional a estas situaciones es real e inmediata. En un caso, tu pareja estará relajada y cooperativa y en el otro se verá instantáneamente frustrada y luchará contra ti instintivamente.

En Aikido, uno puede explorar este escenario una y otra vez y puede aprender a cultivar técnicas físicas y estados mentales que hacen posible la armonía. Por otra parte, puedes tomar esta comprensión contigo mismo y una vez que dejas el dojo, usarla en tu vida diaria.

Sin embargo, es posible practicar Aikido sin comprender estas lecciones más avanzadas. Puedes destacarte, aprender técnicas, e incluso llegar a ser bastante experto en lanzar a tu compañero y aún así perder el punto fundamental del Aikido. La clave para ir más allá de una comprensión superficial radica en cómo abordar tu formación y a tus compañeros.

La meta de cada práctica y cada técnica es la de alcanzar estos objetivos más altos, este es el ideal y lo que convierte al Aikido en un camino espiritual de transformación y auto superación.

Aprender a armonizar con la energía universal es aprender a volverse unidad con el universo, observar la naturaleza, aprender sus leyes, abrir el corazón y expandir la mente a una realidad más creativa, solidaria y feliz.

Continúa siempre aprendiendo y evolucionando!

Respeto y humildad. Mi principal objetivo en la práctica de las artes marciales es “aprender”. Aprender de cada error y de cada práctica con los mayores, con los compañeros y con los alumnos. No pretendo aprender sólo las técnicas o el desarrollo físico, pretendo aprender la disciplina de un arte marcial, cuya esencia y ley es el respeto.
Otro objetivo es “dar lo que recibo”, entregar todos los conocimientos adquiridos a los demás para que ellos también puedan darlos a sus sucesores. De esta manera, el buen conocimiento y el verdadero concepto de un arte marcial se extenderán y mantendrán en el futuro.
Mi objetivo no es sólo obtener un grado o adquirir el conocimiento técnico, mis objetivos van más allá de eso. Considero que las personas que practican un arte marcial sólo para obtener un grado o únicamente para defenderse, no son verdaderos artistas marciales.
La persona que lo practica debe ayudar a toda la humanidad, a su comunidad, a sus compañeros y a él mismo, ya que siguiendo los verdaderos caminos que nos enseña dicha experiencia, podremos mejorar nuestro país.
Cultivemos el respeto, la disciplina, la gratitud, el perdón, el desarrollo físico, la valentía, el apoyo y el honor, factores esenciales para un individuo que forma parte de una nación.

No sólo los trofeos son símbolos de logros

Los objetivos mencionados inicialmente, influyen en mi vida diaria, pues para cumplirlos debo desarrollar una vida mejor, tener disciplina en mi hogar, en mi trabajo y en cualquier lugar público.
Con los años, entendí que un logro no necesariamente tiene que ser mostrado ante los demás. Por ejemplo, no sólo los grados son muestras de éxito, entendí que la humildad vale más que eso, pues la persona que aprende a tener humildad, es alguien que realmente tiene logros en su vida personal y en la práctica del arte marcial.
De esta manera sé que la vida me va a recompensar de alguna forma, pues no sólo los premios y trofeos son símbolos de logros.

Cuando en una pausa del entrenamiento, el profesor recomienda la aplicación de los principios del Aikido a todos los momentos de la vida cotidiana,..
  • ¿A qué principios se refiere?
  • ¿Cómo se practica este arte en el trabajo, el hogar, la calle, etc.?
La mayor parte de nuestras dificultades y conflictos no se presentan como enfrentamientos físicos, sino como factores psicológicos desestabilizadores, para cuya solución no sirven las técnicas de Aikido, pero si sus actitudes y principios.

Ponemos en práctica los principios Aiki cuando:

  • Sabemos estar presentes en lo que hacemos instante tras instante.
  • Tomamos todas las circunstancias buenas o malas como una ocasión de entrenamiento.
  • Nos adaptamos lo antes posible a todo lo que nos llega.
  • Expresamos nuestros pensamientos, deseos, sentimientos, opiniones con sinceridad sin molestar ni ofender a nadie.
  • Hacemos posible la paz en nuestro entorno, evitando enfados y desavenencias.
  • No devolviendo “faena” por “faena”, y perdonando al que me ha causado algún perjuicio.
  • Procuro fluir con la vida sin oponer resistencias inútiles.
  • Escucho con atención y respeto a los demás, sobre todo a los que no piensan ni opinan como yo.
  • Rechazo alimentar odio, rencor y deseos de venganza.
  • Evito en mi conducta todo tipo de violencia.
  • Me enfrento a las dificultades, o al infortunio con valor y serenidad.
  • Trato a todas las personas como me gusta que me traten a mí.
  • Observo la realidad de cada situación sin prejuicios.
  • Rechazo el “todo vale” para conseguir mis objetivos en la vida ordinaria.
  • Superó el egoísmo, ayudando siempre que puedo a los demás.

Bibliografía:
Las Artes Marciales y su influencia en la vida diaria: RESPETO Y HUMILDAD - Regina Shin, El aikido en la vida cotidiana - Mariano Giacobone, Aikido y vida cotidiana - S. Nalda, Influencia del aikido en la vida diaria - Víctor Huichalaf
David Vallejo

domingo, 26 de febrero de 2017

Plátano, la fruta de los deportistas

Su contenido en hidratos aporta energía, el potasio ayuda a reponerse después del ejercicio físico y, además, estimula el sistema inmune y evita padecer enfermedades




Plátano, la fruta de los deportistas


Aunque muchas personas crean que el plátano es una fruta que llegó a Europa con la colonización del continente americano se equivocan. De hecho, el plátano es originario del sureste asiático y fueron los árabes quienes lo incorporaron a la alimentación mediterránea y desde aquí se exportó a América. En la actualidad sí es el continente americano el mayor productor de plátano del mundo.

El plátano es una de las frutas más consumidas a lo largo del planeta, seguramente se deba a su alto valor nutritivo. Desgraciadamente en los últimos años muchas personas lo han apartado de sus dietas por ser una fruta calórica y por mitos erróneos tales como que es una fruta que engorda o que influye en el aumento de peso.

Sí es cierto que “juntamente con el aguacate es la fruta más calórica. En el caso del plátano se debe a su contenido en hidratos de carbono (20 gramos por 100 gramos de porción comestible) lo que significa alrededor de 94 kcal, que hace aumentar su valor energético” explica la nutricionista Marta Sanz. Pero, aunque pueda ser una fruta calórica aporta menos calorías que un vaso de leche, un yogur o una tortilla a la francesa y además es saciante, diurética, y laxante por lo que favorece la pérdida de peso.

En lo que se refiere a vitaminas que aporta, nos encontramos con vitaminas del grupo B (ácido fólico), vitamina C, algo de vitamina E y además aporta fibra, por lo que se trata de una fruta sumamente beneficiosa. Precisamente por ello es una fruta antioxidante, siendo suavemente laxante, energética, remineralizante, y un poco diurética.

“Desde el punto de vista de los minerales hay que destacar su contenido en potasio (350 gramos) y Magnesio (38 mg) en 100 gramos de porción comestible de plátano. Se cubre ente el 10-11% de las recomendaciones diarias de estos dos minerales. El potasio nos ayuda a prevenir calambres, por este motivo y por la energía que proporciona es una fruta a incorporar en las dietas de los deportistas, para reponerse durante o después de actividades deportivas” recomienda Sanz.

Pero la energía no es la única forma en que el plátano puede ayudarnos a mantenernos saludables. También nos puede ayudar a sanar o prevenir un número impresionante de enfermedades y condiciones, haciéndose imprescindible en nuestra dieta diaria. “El plátano contiene inulina y otros fructo oligosacáridos no digeribles por el tracto intestinal. Los efectos beneficiosos que se relacionan con la inulina son la reducción en el riesgo padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipos II, obesidad, osteoporosis o cáncer. La razón es que los compuestos que se obtienen en la fermentación de los fructo oligosacáridos estimulan el sistema inmune”


platanos
plátanos (Daniel Azocar / Getty)
Elegir y conservar los plátanos más tiempo
Cuando vayamos a comprar plátanos al mercado no tenemos que guiarnos por las mismas reglas que usaríamos para comprar cualquier otra fruta. No es buena idea comprarlos en su punto exacto de madurez, sino en lo posible bastante antes de que lleguen al mismo. Lo que debes buscar: aquellos plátanos que se vean firmes, con aspecto brillante, y libres de contusiones u otras lesiones.

El estado de madurez se nota por el color de la piel, no se debe temer comprarlo si aún tiene tonalidades de verde, pronto estará en su punto de mejor calidad de consumo. Cuando esté amarillo habrá alcanzado su punto máximo de maduración y es entonces cuando “mayor transformación de almidón de azúcares hay, por lo que le dará un sabor más dulce. Esto se debe al aumento de azúcares como la sacarosa, glucosa y fructosa” comenta Sanz.

Además, hay que tener en cuenta que los plátanos maduros son más fáciles de digerir, debido a la transformación del almidón en azúcares. Por lo que son muy recomendables para las personas que tengan alguna patología intestinal como úlceras.

No es una buena idea conservarlos en la nevera, es mucho más recomendable dejarlos fuero, esto supondrá que maduren mucho más rápido. En verano el calor hace que maduren muy rápido y entonces se conservaran mejor en frío. Si queremos guardarlos en la nevera y que se conserven sin ponerse marrones durante mucho tiempo el mejor truco es guardarlos dentro de una bolsa con medio limón. El frío de la nevera impedirá que se maduren tan rápido, y el limón dejará de lado la oxidación del plátano para que no se ponga negro.

Neus Palou

David Vallejo

sábado, 25 de febrero de 2017

El Aikido nos cambia la vida


Como Psicoterapeuta Profesional, mi tarjeta de presentación, ha siempre llevado el slogan “Cambiar es natural e inevitable”. Yo estoy en el negocio del cambio. Mi trabajo es enseñar a las personas cómo cambiar. Y no es una tarea fácil.

Siempre me impresionó en cómo las personas quieren o buscan algo, pero no están dispuestas hacer algo diferente para lograrlo, inclusive sabiendo que lo que están hacienda no funciona. Es simpático cómo nos asimos a lo que conocemos en lugar de aprender nuevas cosas. Leo esto en los foros de internet casi todo el tiempo. Las personas preguntan, pero están más interesadas en defender sus propias creencias y no quieren escuchar lo que otros están ofreciendo. Un viejo dicho dice que si tú siempre haces lo que hiciste, siempre recibiras lo que recibiste. No obstante, si tú intentas algo y no funciona, la mayoría de nosotros lo intentará de nuevo con mayor intensidad en lugar de tratar algo diferente.

Si el Aikido es la cura para un confuso, caótico, y violento mundo, ¿cómo la práctica de Aikido realmente nos cambia?

El cambio llega en muchas formas y a través de muchas escuelas diferentes de pensamiento. Cada escuela probablemente funcionó para alguien en algún lugar, pero ninguna escuela de pensamiento funciona para todos, en todas partes. Así va nuestra naturaleza humana. Somos todos iguales, pero diferentes. Los que las escuelas de cambio tienen en común es que últimamente apuntan a cambiar nuestra forma de pensar. La mente tiende a ser la causa de nuestros sufrimientos. Estudios recientes sostienen que la psicoterapia del comportamiento cognoscitivo es el más efectivo método para producir cambios.

La práctica física del Aikido sigue diferentes estrategias y fórmulas de movimientos, más que la mayoría de las artes marciales. Llegando con un pasado de artes marciales de golpes, inicialmente era muy difícil conseguir que mi cuerpo se moviera de acuerdo a los principios y conceptos de Aikido. ¿Armonizar en lugar de resistir? Tienes que estar bromeando. ¿Moverse en un movimiento circular en lugar de una dirección lineal? Yo eso ni siquiera lo hacia cuando bailaba. El cuerpo no quería hacer y la mente no lo entendía. El cuerpo y la mente no estaban peleando entre ellos, peleaban contra el Aikido.

Todo el modelo del Aikido de prevención de conflictos, manejo y resolución es diferente. El Aikido no niega ni evita conflictos o huye de ellos. El Aikido entra y armoniza antes de resistirlos. El aikido redirecciona y desbalancea en lugar de producir daño. El Aikido controla la situación o simplemente la arroja fuera y sigue hacia otra cosa en otro lugar. Mientras todo esto toma lugar, se supone que mantengas el cuerpo relajado y la mente calma. Tu no haces que el Aikido “trabaje”; tan solo sigues las fórmulas y principios naturales y “dejas” trabajar al Aikido. La mayoría de la práctica física se realiza en forma predecible dentro de un contexto seguro y supervisión del Dojo.

Generalizando, la aplicación de las fórmulas (cuerpo) y los principios (mente) del Aikido fuera del Dojo es realmente el desafío del cambio. ¿Cuando tenemos un enfrentamiento verbal y conflictivo, podemos verbalmente entrar, armonizar y redirigir el conflicto sin usar la fuerza en la forma de miedo o ira? ¿Vemos o sentimos compasión y la conexión entre nosotros y las personas quienes no simplemente piensan diferente sino que se oponen violentamente a todo lo que creemos y defendemos? ¿Han cambiado las prácticas físicas en el Dojo nuestra forma de pensar acerca del mundo y de nosotros mismos?

Si el Aikido ha cambiado nuestros corazones y mentes, entonces hemos practicado bien. Si aun estamos en la línea de ataque y tomamos todo lo dicho o hecho en forma personal y seriamente, entonces quizás necesitemos practicar más, focalizándonos en el intento de cambiar nosotros mismos en lugar de derrotar a nuestro enemigo, oponente o a nuestro compañero de práctica.

Gracias por escuchar, por la oportunidad de ser servidor, y el compartir la jornada. Ahora vuelvan al entrenamiento.

Lynn Seiser / Traducido por Miguel Elías
David Vallejo
Respetar a todos y a las personas que no practican tu estilo y/o pertenecen o no a otra federación, es fundamental.
No se hace distinción de estilos, federaciones, organizaciones y asociaciones.
Nadie es tan perfecto para criticar a los demás.
David Vallejo (Budokan Sevilla Dojo) www.budokansevilla.com